Feliz Día Internacional del Tap

tapDance

El día internacional del tap se instituyó el 25 de Mayo, en conmemoración del nacimiento de Bill “Bojangles” Robinson, (1878-1949), uno de los más importantes bailarines de tap.

El tal tap es una técnica o modalidad, poco conocida, por quienes no se dedican a la danza o no frecuentan los espectáculos. Algunos lo conocen como zapateo americano, otros le dicen claqué, y la mayoría lo llama tap.

Es una modalidad que en los últimos diez años, ha vuelto a ponerse en práctica, llegando a ser casi indispensable en actuales musicales de Broadway, lo cual llena de alegría al público en su mayoría, sin tener la necesidad de contar con un sector selecto de pocos entendidos.

El tap se trata de una forma de expresión infinita directamente relacionada con la música, por no decir que consiste en hacer nuestra propia música con alguna parte de nuestro cuerpo, más precisamente con los pies.

En 1739, se prohíbe a los esclavos negros que utilicen instrumentos de percusión. Esto los motivó a realizar la percusión con los pies y las manos.

Bailado en un principio por los esclavos, se pulió en los Estados Unidos después de su Guerra de secesión. Los bailarines, inmigrantes de diversos grupos, se reunirían para competir y para demostrar sus mejores cualidades y movimientos. De esta manera, mientras las danzas se mezclaban, un nuevo estilo de baile nacía: el tap americano. Los bailarines relajaron las posturas rígidas irlandesas, usaron brazos y hombros para marcar y se añadieron nuevos pasos. La improvisación era lo primordial de este baile.

Tras su auge en los años 30-40, cuando consiguió gran popularidad por su presencia en diversos musicales de Hollywood, y con artistas como Fred Astaire, el tap se alejó de los escenarios norteamericanos hasta resurgir en los años 70. Ya en los 80 hubo una serie de shows en Broadway (Sophisticated, Ladies, Black and Blue) y de películas (White Nights, The Cotton Club) que le dieron un nuevo ímpetu.

Quienes practican Tap se mantienen activos, dinámicos, entretenidos, desarrollan el sentido auditivo, e incluso pueden hacer percusión complementando con palmas o algún elemento, dejando constantemente volar su imaginación. El tap libera, entretiene, energiza, genera deseos de crear y está al alcance de todos.

F: Coreografiasmx

Quieres dejar de fumar? Consíguelo Bailando!!

fumar-696x464

Estás pensando eliminar el tabaco de tu vida? ¿Quieres tirar los cigarros a la basura para no volver a recuperarlos? Si te preocupa la ansiedad, ganar algunos kilos de más y no tener fuerza de voluntad suficiente, te damos una herramienta poderosa para dejar de fumar de manera definitiva… ¡inscríbete en clases de baile!

Fumar es un vicio caro y dañino para nuestra salud que tiene consecuencias muy negativas para el cuerpo. Si entre tus propósitos se encuentra decirle adiós al tabaco, anímate y ayúdate combinando tu iniciativa con clases de baile.

Seguro que nunca te hubieras imaginado todo lo que la danza puede hacer para ayudarte a llevar una vida sin humo y mucho más saludable.

Reduce la ansiedad

El principal problema al dejar de fumar es la ansiedad y el periodo de “abstinencia” en el que nuestro cuerpo nos pide nicotina y otras sustancias adictivas presentes en el tabaco. Las clases de baile combatirán esa ansiedad gracias a la liberación de adrenalina que se produce al bailar. De esta forma sentirás que se reduce esa necesidad de consumir tabaco y eso hará más fácil el poder dejarlo definitivamente.

Ocupa tu tiempo

Un objetivo principal al dejar de fumar es evitar esos momentos de tentación en los que te puede antojar prender un cigarrillo. Inscribirte en clases de baile te ayudará a reducir esos momentos, pues durante la clase mantendrás la cabeza ocupada en otra cosa y  ni te acordarás de fumar. Cuantas más horas a la semana dediques al baile, menos echarás de menos el tabaco.

Oxigena tu cuerpo

Algo habitual en los fumadores es su escasa capacidad pulmonar, el dióxido de carbono invade su organismo, se cansan antes y la resistencia es mucho menor que en un no fumador. El baile hará que se revierta esta situación, pues al ser una actividad aeróbica, mejorará tu sistema cardiovascular, oxigenará tu cuerpo y, con el tiempo, te permitirá recuperar el fondo y la forma física, haciendo que te sientas más sano y activo.

Controla el peso

Si te preocupa dejar de fumar porque hay muchas posibilidades de que ganes sobre peso al sustituir el tabaco por gomitas de azúcar, dulces u otros alimentos poco saludables, lo mejor que puedes hacer es ejercicio… el baile te permitirá quemar un montón de calorías, lo que hará que puedas relajarte un poco, sobre todo si te pasas con los snacks a deshoras. La nicotina acelera nuestro metabolismo, razón por la que al eliminarla de nuestro cuerpo solemos ganar peso. Elige disciplinas aeróbicas y mantén tu peso a raya incluso sin tabaco.

Siéntete feliz

Y por si los cuatro motivos anteriores no fueran suficientes, no olvides que bailando segregarás endorfinas, que es lo mismo que le sucede al organismo cuando fumas. De ahí esa sensación de felicidad y calma que experimentan algunos fumadores y a la que es fácil volverse adicto. Bailando conseguirás ese mismo estado de bienestar, pero sin ninguna de las consecuencias negativas para la salud que tiene el tabaco.

No lo pienses más, elige una vida sin humo y sin nicotina y cambia tu presupuesto en cigarros por clases de cualquier tipo de baile.

Tu cuerpo y tus pulmones te lo agradecerán.

Fuente: http://www.coreografiasmx.com/