Regalar Clases de Baile, una Gran Sorpresa!

Regala Danza

Los regalos convencionales han pasado a la historia. Ahora se regala a un ser querido, una amiga o a la pareja con experiencias, es decir, con actividades que sabemos que le van a gustar a la persona a quien le regalamos.

En las fechas especiales nada mejor que regalar baile y emociones. Y es que siempre podemos hacer regalos personalizados relacionados con el baile para obsequiar con la disciplina artística preferida de la persona beneficiada. Si le gusta la música actual y bailar sin parar,  los ritmos urbanos le van a encantar, si prefiere un control sobre su cuerpo, mejor un entrenamiento de danza, o ritmos más técnicos.

Regalar clase de Baile: También para niños

El baile también es un buen regalo para los niños. Desde pequeños entienden los diferentes pasos y movimientos y les encanta. Por eso si regalamos clases en una escuela de baile, los niños se divertirán y podrán conocer a otros niños en las clases, sea cual sea la especialidad que elijan. Disciplina, música, coreografía, memoria, sentido del ritmo, concentración… son tantos los beneficios que encuentran los pequeños en el baile que todo van a ser ventajas.

Clase de Baile: Propósito para el año nuevo

Son muchas las personas que se fijan unas metas para el año que empieza. Inicia este 2017 con buen pie y con algo que has querido hacer siempre. Deporte, cuidarse, dedicar a mejorar la mente y el cuerpo… el baile es completo y un regalo perfecto que estimula los sentidos y nos motiva para empezar un año futuro cargado de proyectos e ilusiones.

¿Por qué bailar?

Son muchos los motivos del porqué las personas aprender a bailar. Algunos lo hacen por vocación, otros por algo innato que les obliga a mover el cuerpo con toda facilidad, mientras que otras personas lo hacen para evadirse y estar en contacto con otras personas. Sea como sea, el baile es social y aporta miles de beneficios para el organismo, siendo totalmente recomendable tanto por médicos como por psicólogos para despejar la mente. Tras un día de tensiones, no hay nada mejor que acabar con una clase de baile. Verás como tus problemas se diluyen y te sentirás mejor.

En Bailarenas, te ayudaremos a armar el Plan Perfecto para hacer de tu regalo algo único !! #RegalaDanza

ref: asisebaila.com

Bailar sobre el Escenario ¿cómo superar el miedo escénico?

escenario

Miedo a Bailar en escenario

img_2584-2

Es muy común sentir miedo y nervios al subir al escenario – Como manejarlo
Sufrir miedo escénico al momento brindar cualquier tipo de show, baile, conferencias o teatro es algo muy normal y no debes preocuparte demasiado por ello. Hasta el bailarín con más confianza puede tener miedo a bailar en escenario. Es bueno que busques la forma de que el miedo no afecte tu performance sino que la mejore. El miedo puede producir en ti cierta euforia o tal vez puede hacer que permanezcas aterrado. Solo tu actitud hacia este sentimiento decidirá si te sentirás aterrado o excitado por él.

¿Qué nos ocurre cuando tenemos miedo escénico?
Cuando te ataca el miedo escénico, comienzas a sentirte nervioso, tembloroso, comienzas a sudar, se te seca la boca o y hasta puedes sentirte completamente debilitado. Esto solo con el pensamiento de actuar frente al público.

¿Qué puedo hacer para superar estos síntomas?
Lo primero es asumir que tienes algo de miedo y obviamente deberás hacer algo al respecto.
Puedes superar el miedo al escenario entrenando tu cuerpo y tu mente con algunos trucos para relajarte. Si quieres saber cómo sobreponerte al miedo escénico, sigue estos pasos. Verás que luego estarás tan absorto en el baile que te olvidarás de que estás en escena.

Qué hacer los días previos a la actuación
Práctica
Parte del miedo a actuar viene de pensar que olvidarás tus movimientos y no sabrás qué hacer. La mejor forma de evitar que eso suceda es familiarizarse con tus movimientos tanto como puedas.
Practica tanto como puedas. La práctica es la clave, asique hazlo hasta que te lo aprendas de memoria. cuanto más ensayes, más confianza sentirás. Eso sin mencionar que tu actuación será de mejor calidad en todos los sentidos. Practica frente a tu familia, amigos o sillas vacías para acostumbrarte a actuar frente al público.
Practicar frente a otros te ayudará a acostumbrarte al hecho de que no estarás a solas haciendo tu baile. Seguro que te sale perfecto cuando estás solo en tu habitación pero, frente al público, bailar se convierte en algo completamente diferente.
Qué hacer el mismo día de la actuación
Relajar el cuerpo
Para superar el miedo escénico, hay unas cuantas cosas que puedes hacer para relajar tu cuerpo antes de subir al escenario. Relajar la tensión corporal puede ayudarte a estabilizarte y calmar tu mente antes de tu actuación.
Realiza estiramientos. Estirar tus brazos, piernas, espalda y hombros es otra forma de reducir la tensión corporal.
Medita en la mañana previa a tu actuación, o incluso una hora antes de ella, tómate entre 15 y 20 minutos para meditar. Busca un lugar relativamente silencioso donde puedas sentarte confortablemente en el suelo. Cierra tus ojos y concéntrate en tu respiración mientras relajas cada parte de tu cuerpo. Solo debes pensar en tu cuerpo y nada mas.
Qué hacer en el momento previo al escenario
Justo antes de salir a bailar, puede retirarte un poco de tus compañeros y concentrarte por última vez en lo que vas a hacer para recordar las cosas importantes que no debes olvidar y pensar en dar lo mejor de ti. Luego te reúnes con tus compañeros, tomados de la mano para pasarse buena energía. Recuerda que son un equipo y que cuando uno se equivoca se equivocan todos.
Qué hacer en el escenario

Demuestra falsa confianza. Aunque tus manos tiemblen y tu corazón esté a punto de explotar, actúa como la persona más fría del mundo. Camina con la cabeza alta y una enorme sonrisa, y no le digas a nadie lo nervioso que estás. Mantén esa postura cuando subas al escenario y empezarás a sentirte realmente confiado.
Es muy importante tu actitud. La actitud debe estar acorde con la música que estas interpretando.
Sonreír o no es algo muy de cada uno y del baile que estés haciendo. Debes encontrar un equilibrio cuando miras al público y sonríes, para no estar sonriendo todo el tiempo como si se tratara de una comedia.
Nunca hables mientras bailas, si necesitas comunicarte con tu grupo hazlo con la mirada, hablar desconcentra, entorpece la comunicación corporal y se ve pésimo.
Respeta a tu compañero de baile, ayúdalo, socórrelo, piensa que forman un equipo
Respeta el baile y su significado
Procura desarrollar un estilo propio
Pon tu alma en el baile
Si te equivocas con un paso de baile, nadie lo sabrá nunca, a menos que te detengas. Continúa, y el público pensará que es parte de la danza.
Si se te olvida un paso, no te detengas, continúa. Intenta usar otros movimientos o pasos que no estén en la coreografía. Si tu compañero de escena comete un error, “no reacciones al error”. Simplemente ignóralo, o si es muy grave como para dejarlo pasar, improvisa aprovechando el error. La habilidad de improvisar es la marca de un auténtico bailarín.

Luego de la actuación
Pregunta cómo lo hiciste. Si realmente quieres mejorar con tu miedo escénico, debes preguntar a alguien del público cómo lo hiciste, pidiendo opiniones después de tu presentación, haciendo una encuesta, o preguntando a tus colegas para que te den su sincera opinión. Saber que lo hiciste bien fomentará tu confianza, y saber en qué puedes mejorar te hará sentir más confiado la próxima vez que subas al estrado.
Y un último consejo…
¡Pásalo bien sobre el escenario, esto se trata de disfrutar!